Cirugía Oral en Murcia

Tratamientos

La cirugía oral es la especialidad dedicada al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades, traumatismos y defectos de las piezas dentarias, de los maxilares y de los tejidos blandos adyacentes que requieran intervención quirúrgica. El cirujano oral debe tener profundos conocimientos de ciencias básicas para su profesión como la anatomía, la histología y la fisiología, así como de las entidades nosológicas más frecuentes. Además de su capacitación, entrenamiento quirúrgico y obviamente una gran destreza manual, es indispensable que el profesional posea madurez de pensamiento y un gran respeto por los tejidos vivos.

Intervenciones más frecuentes
Extracción de cordales (muelas del juicio)
Es la intervención más frecuente en cirugía oral. Entre las muchas indicaciones para la extracción de estas piezas podemos citar la falta de espacio en la mandíbula para su correcta erupción, su orientación anómala, que puede producir daños en las piezas vecinas o apiñamientos dentarios, o problemas de inflamación en la encía por una erupción incompleta, que puede generar una infección crónica en la encía circundante.

Extracciones dentarias complejas
A veces una extracción dentaria puede ser complicada desde el punto de vista quirúrgico. Por ejemplo si el paciente padece enfermedades sistémicas importantes, ha recibido radioterapia recientemente o sufre trastornos en la coagulación, si las piezas dentarias están destruidas, etc. En tal caso, el cirujano oral aporta su habilidad quirúrgica para solucionar el problema.

Cirugía preprotésica
Son intervenciones que se realizan previamente a la colocación de una prótesis. Consisten en el acondicionamiento de la encía o del hueso maxilar o mandibular para facilitar una correcta adaptación de la prótesis. También podemos incluir en este tipo de cirugía la colocación de injertos de hueso para la colocación posterior de implantes.

Cirugía de los frenillos
Cuando los niños sufren patologías del habla, malposiciones dentarias, o dificultad para la correcta posición de los dientes motivadas por los frenillos bucales o linguales, es necesaria una pequeña intervención. Estas cirugías son de muy corta duración, con anestesia local y solucionan problemas que podrían tener una mayor trascendencia en la edad adulta.

Los problemas en la erupción de las cordales son frecuentes debido a la evolución del ser humano, en la que se está produciendo una disminución del tamaño del maxilar superior y el de la mandíbula, produciendo una falta de espacio que impide la normal erupción de las cordales afectando así a otros dientes al desarrollarse, empujándolos y haciéndoles tener una malposición. Cuando esto ocurre se suelen extraer.

¿Por qué hay que extraer las cordales?

Las cordales no erupcionados pueden producir acumulación de bacterias e infecciones, además pueden producir lesiones de dientes sanos y un dolor intenso. Cuando estas no erupcionan algunas personas pueden pensar que esto es normal y no preocuparse, sin embargo estas piezas dentarias no erupcionadas pueden dar origen a abscesos, quistes o tumores que si no son identificados a tiempo pueden producir estados de mayor gravedad.
Es fundamental decirle a su odontólogo durante el control anual que revise la posición de las cordales y determine cuando es mejor realizar su extracción.

Si estas en alguna de las siguientes situaciones debes examinarte para valorar si necesitas una cirugía, recuerda que entre más pronto lo hagas el procedimiento será menos traumático y doloroso para la boca.

1. Cuando se presente sintomatología inflamatoria o dolorosa.

2. Si surge una infección derivada de las cordales, encía, dientes o hueso.

3. Cuando la posición o ubicación de la cordal puedan causar algún tipo de daño al segundo molar (diente adyacente).

4. Deben extraerse las cordales en muchos tratamientos de ortodoncia, y frente a cualquier procedimiento de cirugía ortognática (correctiva de los maxilares), donde la presencia pueda poner en riesgo el procedimiento (fracturas).

5. Por dolor facial atípico en zona de terceros molares.

6. Antes de cualquier tratamiento con radioterapia o cirugía cardiaca.

¿Cómo se realiza esta Cirugía?

La extracción quirúrgica de las cordales es una intervención que habitualmente se realiza con anestesia local, realizándose la extracción de una hasta las cuatro muelas, normalmente se realiza primero las de un lado y después las del otro lado

En ocasiones hay pacientes que acuden a la consulta diciendo que les han comentado que “no tienen hueso suficiente para poder colocarse implantes”.

La elevación del seno maxilar es una técnica quirúrgica que permite el aumento de hueso cuando éste es escaso, en el maxilar superior, con el objetivo de obtener una base ósea adecuada en la que poder colocar implantes osteointegrados, en aquellos casos en que la consistencia del hueso no lo permite. Es fundamental disponer de un buen historial clínico del paciente y realizar una exploración bucofacial y radiológica (necesitaremos un TAC dental) minuciosa antes de iniciar esta técnica, previa a la colocación de los implantes. En una fase inicial hay que labrar el espacio levantando el suelo sinusal, para después colocar en él material autólogo o no. Dependiendo de la altura ósea inicial podremos colocar los implantes el mismo día de la cirugía o tendremos que esperar de seis a nueve meses para realizar la colocación de los implantes.

Para cualquier duda sobre elevación de seno maxilar, escasez de hueso o poco hueso para colocar implantes no dude en consultar con los especialistas de Centro Dental La Merced.

Cuando se pierden dientes con el paso de los años el hueso empieza a reducirse. Al igual que en el paciente que utiliza prótesis removibles o dentaduras completas a través de los años, el volumen del hueso disminuye, ya que estás prótesis se apoyan en la encía y en el hueso, lo que provoca una reabsorción de dichos tejidos.

Actualmente los procedimientos de injertos óseos han llegado a ser parte integral de la reconstrucción con implantes, esto es, sí el lugar elegido para la colocación del implante no ofrece suficiente volumen o cantidad de hueso para colocar un implante. Los procedimientos de injertos óseos tratan de restablecer la dimensión del hueso perdido por el desgaste.

Hace muchos años la falta de hueso hacía imposible la colocación de implantes, ahora tenemos la capacidad de crear hueso donde lo necesitemos, además de dar la oportunidad de colocar implantes de dimensiones adecuadas y también poder lograr un mejor resultado estético y funcional de la prótesis que rehabilitará el implante.
Si tiene cualquier duda, puede concertar una cita con el equipo de cirujanos de Centro Dental La Merced. Ellos pueden aconsejarle sobre su caso y estudiar la necesidad o no de recurrir a un injerto de hueso, ya que en ocasiones se pude solventar el caso con implantes estrechos que se están desarrollando últimamente.

Contáctanos

Visítanos
Calle Merced, 12. 30001 Murcia
Llámanos
968 90 66 23
Escríbenos
info@clinicadentallamerced.es

¿Necesitas alguno de estos tratamientos?

Solicita una cita con nosotros.

Acepto el aviso legal y las polítcas de privacidad.